Lignum Crucis

Nuestro titular Lignum Crucis, es la reliquia de la Verdadera Cruz de Cristo recuperada en el siglo IV por Santa Elena.

El relicario en el que se custodia el Lignum Crucis mide 42 x 22 cms. Tiene forma de cruz, con una base prismática y un nudete en el vástago con una fina cenefa. Remata en una gran cruz cuyos extremos están decorados con motivos vegetales.

La zona central, en la que se cruzan los brazos de la cruz, aloja la estauroteca con la reliquia. Queda enmarcada por doce rayos que parten de masas nubosas.

La pieza fue realizada en el siglo XIX, en metal plateado y fundida a la tierra con la cara posterior lisa. La estauroteca, o caja que contiene la reliquia, se encuentra forrada en color rojo, con pequeñas piezas metálicas enmarcando los fragmentos de madera y una filacteria o letrerito donde se lee en francés: “De la v. Croix”, es decir, De la Vera Cruz.

La reliquia propiamente dicha está compuesta por dos astillas en forma de cruz procedentes del madero en el que padeció y murió Jesucristo. Miden 14 mm. El vertical o stipes y 11 mm. el horizontal o patibulum, con una anchura de 1,5 mm.

Por la parte posterior la estauroteca está certificada mediante un sello episcopal marcado sobre lacre rojo, que cierra y encapsula la reliquia mediante unos hilos rojos que se cruzan y que impiden abrirla sin romper el lacre. A esta certificación se le denomina auténtica y habitualmente eran expedidas en la Santa Sede por miembros de la curia vaticana.