Historia

Portada del libro original del año 1427 de la Cofradia de la Vera Cruz de Andujar

La Cofradía de la Santa Vera+Cruz de Andújar se fundó en el año 1427 mediante bula papal otorgada por el papa Martín V. Por esto, es la única cofradía pontificia de Andújar y la más antigua de la ciudad. Además de esta bula, la cofradía contó con cuatro más, recibidas a finales del siglo XVII.

La vinculación franciscana de la cofradía, hizo que se trasladase a diferentes sedes, hasta la construcción del convento de la orden de San Francisco.

  • La cofradía se estableció originariamente en el Convento de Santa Ana, actual Palacio de Justicia.
  • Entre 1564 y 1585 la cofradía se trasladó a la ermita de Santo Domingo (actual capilla del Hospital), llevándose las imágenes que por esos años tenía: la de un Cristo Crucificado y la de la Virgen.
  • Convento de San Francisco, donde se ubico la Cofradia de la Santa Vera Cruz de Andujar

  • En 1585, la cofradía cambia de sede al Convento de San Francisco, actual Plaza de Abastos, (puede verse en la imagen) gracias a la concordia con la orden de San Francisco firmada el 14 de abril de 1579.
  • Tras la desaparición del convento en la pasada contienda civil, la cofradía se reorganiza en la parroquia de San Bartolomé.

Las imágenes de la cofradía componían una escuadra o hermandad cada una. Aunque conocemos que imágenes eran, se desconoce autoría y fecha de creación con exactitud:

  • Cristo crucificado, era el primer, y titular por excelencia de la cofradía. Posiblemente un Cristo muerto gótico, de menor tamaño de lo normal en estas tallas. Realizaba estación de penitencia cada Jueves
    Santo.
  • Jesús Nazareno, conocido como “el nazareno de los espejitos” debido a que su paso procesional era dorado con espejos, al igual que la cruz que llevaba la imagen. Sería realizada probablemente a comienzos del siglo XVII por Juan Martínez Montañés.
  • Cristo de la Columna, la imagen de este Cristo se puede apreciar en la varas que la cofradía conserva. Salía bajo un palio de color verde y cuatro varales dorados, con un sudario de terciopelo morado con estrellas, y unas potencias de plata.
  • San Juan Evangelista, tenía una diadema de hierro sobredorado para estar en la capilla, y otra de plata para el Jueves Santo. Se vestía con una túnica de una tela parecida a la seda de color verde y un manto corto similar, pero de color carmesí.
  • Nuestra Señora de los Dolores, anterior a 1564, cerraba el cortejo con un palio de damasco verde y negro con cuatro varales negros. Era vestida según los cánones del estilo "mortem", con saya negra, manto de terciopelo negro con estrellas y maria de plata, y mongil enmarcando el rostro.
  • Libro de la cofradia de la VeraCruz de Andujar año 1730Niño Jesús, vestido con una tuniquilla de damasco encarnada y otras con raso blanco o seda verde.
  • San Francisco, propiedad de la orden franciscana, salía el jueves Santo portado por los frailes del convento.

Las túnicas que vestían los hermanos eran blancas como cofradía de sangre que era. Pero en el año 1701, por un edicto de 1698 dado por el obispo de Jaén D. Antonio de Brizuela y Salamanca (ordenó a las cofradías que dejaran de salir de blanco) se cambia el cortejo a túnicas negras.

No sabemos si fue antes de la Guerra Civil o justo tras ella cuando se cambiaron de nuevo las túnicas, que pasarían a ser de color morado el caperuz y túnica de color blanco. Tras la aprobación de las actuales reglas se volvió al color negro.

La cofradía conto con varias y valiosas insignias a lo largo de su historia. Pero debido a la Desamortización y después a la Guerra de Independencia (finales del s.XVIII – principios del s.XIX) se perdieron la mayor parte de estas. Aunque la cofradía intento recuperarse de este duro golpe, ya no consiguió obtener el mismo esplendor.

Libro de cuentas de la cofradia de la VeraCruz de AndujarProbablemente, en los años siguientes solo salieran tres imágenes el Jueves Santo, Jesús atado a la Columna, Jesús Nazareno, y Nuestra Señora de los Dolores, siendo las únicas escuadras que permanecen en el libro de reglas de 1920. La Guerra Civil hace que prácticamente la totalidad de enseres de la cofradía desaparezcan, así como lo que fue más grave, desaparecieron las cinco imágenes.

Tras la guerra, la recuperación de la cofradía fue progresiva pero lenta, y no en su totalidad. Se establece en la parroquia de San Bartolomé. En 1944 y 1968 se recuperaron las escuadras de Jesús atado a la Columna y Ntra Sra de los Dolores respectivamente. Ambas con las donaciones realizadas por Doña Concepción Mármol de Vallejo.

Gozando unos años de esplendor vive un declive en 1989 cuando tras varios vaivenes la cofradía deja de salir en 1989.

Pero al año siguiente, 1990, se inicia una nueva etapa. Se aprueban sus títulos, se recupera su nombre, se reconoce que es la misma Cofradía la que se ha mantenido desde 1427 aunque haya un lapsus (1944 - 1989). Y sobre todo, el Obispado aprueba las Reglas de la Cofradía de la Vera Cruz de Andújar, posiblemente las quintas, que sirven como base a una etapa que continúa abierta, viva y en progresivo crecimiento.